Tribunal Supremo británico desconectará a niño de 12 años con muerte cerebral

El Tribunal Supremo del Reino Unido, con sede en Londres, ha rechazado un recurso presentado por los padres de Archie Battersbee, que han abogado por mantener a su hijo con respiración artificial.

Los padres del niño de 12 años, Holly Dance y Paul Battersbee, presentaron el martes un recurso urgente ante el tribunal con la esperanza de prolongar su tratamiento de soporte vital. Un comunicado del panel de jueces del Tribunal Supremo resume su decisión de desestimar el recurso de la familia.

‘Concluyó por razones que, lamentablemente, son demasiado claras, que no estaba en el mejor interés de Archie o de acuerdo con su bienestar que continuara recibiendo tratamiento de soporte vital. De acuerdo con la ley de Inglaterra y Gales, los mejores intereses y el bienestar de Archie son la consideración primordial. El panel llega a esta conclusión con gran pesar y desea extender su más sentido pésame a los padres de Archie en este momento tan triste».

CBN News informó previamente que Archie fue encontrado inconsciente el 7 de abril con una cuerda alrededor del cuello. Se cree que participó en un reto de desmayo en línea, según la organización de vigilancia Christian Concern.

Desde entonces, el niño ha permanecido con soporte vital en el Royal London Hospital. No ha recuperado la conciencia.

Los médicos dijeron que es «altamente probable» que el niño ya tenga muerte cerebral y le pidieron a la corte que dictamine que lo mejor para Archie es quitarle el soporte vital.

Sus padres han estado librando una batalla legal para dar más tiempo a su hijo y permitir que se le realicen más pruebas médicas para evaluar si su estado mejoraría antes de suspender los cuidados críticos.

Dance dijo que seguirá luchando por la vida de su hijo, a pesar de lo que diga el tribunal.

«Estamos muy decepcionados por la decisión del Tribunal Supremo y la intervención del gobierno. Ninguna autoridad, aparte de la CDPD de la ONU, ha mostrado compasión o comprensión hacia nosotros como familia. La intervención del gobierno en el último momento se siente como una traición. No abandonaremos a Archie hasta el final», dijo en una declaración enviada por correo electrónico a CBN News.

Andrea Williams, directora ejecutiva del Centro Legal Cristiano, también expresó su frustración con el tribunal y señaló que el sistema legal debe cambiar.

«Lo que el caso de Archie ha demostrado es que se necesita una reforma sistemática para proteger a las personas vulnerables y a sus familias en asuntos relacionados con el final de la vida. Hay que legislar para reformar el sistema. El caso de Archie se interpone en la brecha. El precedente que sienta su caso puede contribuir en gran medida a arreglar un sistema que no tiene margen de error».

Se ha creado una petición en línea dirigida al director general del hospital para pedir que se retire la acción judicial en el caso de Archie. Hasta ahora, 93.917 personas la han firmado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.