Pastor se ve obligado a huir de Cuba por persecución del gobierno

Alain Toledano Valiente, el líder de uno de los grupos religiosos independientes más grandes de Cuba ha sido blanco del gobierno cubano durante más de 20 años debido a su liderazgo en el Movimiento Apostólico, una carismática red cristiana protestante que el gobierno se ha negado a registrar.

El 25 de junio, la Seguridad del Estado cubano le dio un plazo de 30 días para salir del país o enfrentar la posibilidad de una larga prisión. Hace unos días se reveló que llegó a Estados Unidos el 24 de julio, acompañado de su esposa y dos de sus hijas. Se les ha otorgado la libertad condicional, lo que les da permiso de emergencia para ingresar al país, así lo dio a conocer Christian Solidarty Wolrdwide.

“Nos alegra que el pastor Toledano Valiente y su familia estén ahora en un lugar seguro, pero nos entristece que las autoridades cubanas los hayan obligado a abandonar su hogar bajo la amenaza de encarcelamiento debido a que él y su esposa lideran un grupo religioso independiente”, dijo La jefa de defensa de CSW, Anna-Lee Stangl.

El pastor Toledano Valiente y su esposa, Marilín Alayo Correa , son los líderes de una de las iglesias con mayor número de asistentes en la oriental ciudad de Santiago de Cuba. En los últimos 20 años, el edificio de la iglesia ha sido demolido dos veces por el gobierno y tanto el pastor como su esposa han sido objeto de detención arbitraria de corta duración en numerosas ocasiones . En los últimos años, el pastor Toledano Valiente ha sido citado en reiteradas ocasiones por la Policía y la Seguridad del Estado, interrogado y amenazado de prisión . Sus hijas han sido objeto de acoso y violencia en la escuela, orquestados por funcionarios escolares con el respaldo de la Seguridad del Estado.

En octubre de 2021, funcionarios cubanos informaron al pastor Toledano Valiente que se había preparado un caso penal en su contra, por lo que podría ser arrestado y encarcelado en cualquier momento. Ha estado bajo una prohibición de viajar intermitente durante los últimos cuatro años. En julio de 2019, se le impidió abordar un vuelo para asistir a la Conferencia Ministerial sobre Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos y se le dijo que tenía prohibido salir de Cuba por motivos de seguridad nacional. En junio de 2022, se le impidió viajar nuevamente a los EE. UU., esta vez para asistir a la Cumbre de las Américas, donde debía participar en eventos paralelos sobre la libertad de religión o creencias. Poco después, se le informó que se levantaría la prohibición de viajar con la condición de que abandonara el país en un plazo de 30 días.

El pastor y su familia recibieron apoyo de la Organización Outreach Aid to the Americas (OAA), con sede en EE. UU., que trabajó con el Embajador General de EE. UU. para la Libertad Religiosa Internacional, Rashad Hussain, y la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado, para obtener la libertad condicional de emergencia para el pastor, permitiéndole una entrada segura al país. Dos de las hijas adultas del pastor y sus hijos permanecen en Cuba.

“Una elección de exilio o prisión no es una elección en absoluto; la comunidad internacional debe presionar al gobierno cubano para que deje de exiliar por la fuerza a cualquier persona que considere que no lo apoya y para que realice reformas significativas que garanticen la libertad de expresión, la libertad de religión o creencias y otros derechos fundamentales. La partida del pastor Toledano Valiente y su familia es una gran pérdida no solo para su comunidad religiosa en Santiago de Cuba, sino para Cuba en su conjunto.”, añadió Stangl en el comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.